Aquí te traemos otro apartado, con los puntos de mayor interés en el diseño y construcción de viviendas durante este año:

1.  Proyectos ecoamigables

La sostenibilidad llegó para quedarse, la adaptación a través de la utilización de materiales naturales e innovaciones, marca la parada en pro de la disminución del impacto de las construcciones en los ecosistemas; por lo cual asegúrate que tu próxima inversión inmobiliaria esté construida a base de materiales ecológicos, biodegradables y renovables, siendo el caso de: el bambú, la madera y la piedra (ónix, mármol, granito). En sintonía con esta tendencia, se encuentra la implementación de tecnologías o sistemas, para la eficiencia y bajo consumo de energía y agua, como paneles solares y sistemas de aprovechamiento de aguas lluvias, orientados al máximo aprovechamiento de los recursos naturales.  

2.  Hogares inteligentes

La implementación de procesos de automatización, suponen una experiencia única de adecuación a las necesidades de cada individuo o familia, a partir del uso de la inteligencia artificial, el análisis de datos y el internet de las cosas, se posibilita la gestión eficiente de la energía, la reducción de costos y de la huella de carbono. Este tipo de innovaciones aportan bienestar y confort, puesto que permiten controlar la iluminación, la climatización, los sistemas de seguridad e incluso los dispositivos electrónicos de la vivienda; mediante un mando o un dispositivo móvil, una opción muy práctica e inclusiva para personas mayores o con algún problema de movilidad.  

3.  Espacios multifuncionales

Sin duda, después de una pandemia y periodos extensos de cuarentena, la visión y funcionalidad de los hogares se reajustó; dando paso a la priorización de espacios abiertos y adaptables a múltiples necesidades y circunstancias, creando la necesidad de incorporar atemporalidad y dinamismo en el diseño. Un concepto de arquitectónico, que pretende que los espacios interactúan para originar varios ambientes, permitiendo no solo eliminar tabiques y paredes para abrir el espacio, sino hacer uso de diferentes estilos de materiales, que alimentaran la coherencia visual, como la madera, piedra, o aluminio.  

4.  Arquitectura fusionada con la naturaleza 

Las casas campestres invitan a disfrutar de la naturaleza, explorar e integrarnos con las sensaciones, texturas y sonidos que permean el ecosistema, por lo que, enfocados en la arquitectura biofílica, toma fuerza la incorporación de elementos orgánicos como de jardines verticales o techos florales; y acabados minimalistas inspirados en los hábitats, que permitan producir un ambiente tranquilo, acogedor, iluminado y parte del entorno.  

En Constructora Trion llevamos 15 años aprovechando las tecnologías y las últimas tendencias del mercado para construir hogares basados en las necesidades de nuestros clientes.

¡No limites tus sueños y déjanos, acompañarte en transformarlos en realidad!